Glucosamina para la juventud

Las propiedades de este nutriente actúan como un agente reparador que ayudan a disminuir los efectos del envejecimiento

Exponerse irracionalmente a los rayos UVA del sol, la contaminación ambiental, el cigarrillo, los cambios climáticos, e incluso, la contracción exagerada de los músculos de la cara, contribuyen a la aparición de arrugas y la pérdida de elasticidad de la piel, especialmente en el rostro.

El cuerpo humano produce en abundancia, un nutriente de manera natural, conocido como Glucosamina, formada por la combinación de un azúcar (glucosa) y un amino proveniente de la glutamina. Sus beneficios en el mundo de la medicina son muy reconocidos por estar involucrados en la formación de cartílagos y otros tejidos conectores, y en especial, en la reparación de las células dañadas o débiles de la piel.



Sin embargo, con el paso de los años, su producción disminuye y provoca deficiencias que denotan la edad de una persona, provocando en ésta, la necesidad de buscar una alternativa para combatir los efectos del envejecimiento. Afortunadamente, en los mercados de la farmacología y la cosmética, existen varias presentaciones de este nutriente (cápsulas, cremas y soluciones), extraídas del caparazón de los mariscos y del azúcar de la remolacha, que compensan el decrecimiento del mismo por causa de la edad. El más común es el Complejo de Glucosamina, ya que está formado por el Sulfato de Glucosamina en conjunto con agentes químicos, minerales y vitamínicos.



Este nutriente funciona como una cura externa e interna del cuerpo. Externamente, es compatible con todo tipo de piel, ya que actúa como un excelente agente hidratante; y mejora la reparación y reconstrucción de las células débiles o dañadas, es decir, ayuda a rejuvenecer la piel para aumentar la producción natural de colágeno.



URL for news «Glucosamina para la juventud»   -
«Herbalife Distribuidor»   -